martes, 4 de mayo de 2010

Soneto I


Sangre, tinta, hemorragia de palabras
rojas, rojas como las fresas
que, con metálica ternura, besas,
siembras, socavas, podas y labras.

Leche, versos, miel de letras,
sonora jalea, que halagas,
armónica luz, que embriagas
la dulce mirada que, hiriente, penetras.

Hoy el cielo parece tierra;
la luna se pierde en mitad del suelo,
las aves se ocultan bajo las piedras.

Hoy la tierra parece cielo;
en medio de un lodazal de estrellas
las nubes se enredan en los almendros.

1 comentario:

Moebius dijo...

Me alegra mucho que actualices esto, y más con una poesía que quizás diga bastante sobre cómo te sientes ahora. O puede que no, pero de todas maneras estos contenidos creo que "humanizan" mucho los blogs.
Un abrazo.
PD: mi blog ha muerto, no creo que te hayas percatado, jeje.